fotografías

Poniendo puertas al campo

Parece mentira que alguien que se autoproclama como “defensor de la naturaleza” no sepa respetar las tradiciones de las gentes de estas tierras en sus relaciones con la naturaleza y con la Tierra. Estos pequeños pueblos de la vieja Castilla se han caracterizado durante siglos por la explotación agrícola en pequeñas fincas sembradas “por payos” y muy diversificadas y comunicadas por una compleja red de caminos públicos, servidumbres permanentes y servidumbres temporales o “cameras”. Esto también forma parte de nuestro patrimonio y debemos protegerlo. Nunca se han puesto puertas al campo y no podemos permitir que se haga.

Quienes andamos por el monte siempre hemos sabido respetar los campos cultivados, cerrar los pasos del ganado y hasta recoger los desperdicios que a veces son depositados en los caminos por los mismos propietarios. Todos, vecinos y visitantes, tenemos derecho a pasear por los caminos públicos y a disfrutar de la naturaleza y de los paisajes. La propiedad de un terreno no otorga ningún derecho sobre los caminos que pasan junto a él.

Puertas con candados en los accesos a los caminos públicos

Tubos instalados desde hace algún tiempo que pasan a lo largo de uno de los caminos de acceso a Rioseco (09421A019090190000UG) y que cruzan por debajo de la carretera para llegar hasta el cauce del río Ebro. ¿Para qué son estos tubos? ¿Cogen agua del Ebro? ¿Son para verter al río aguas fecales? Hemos buscado en los Boletines Oficiales posibles concesiones de la Confederación Hidrográfica del Ebro y no hemos encontrado nada. En el caso de ser algo legal y autorizado y realizado con su correspondiente licencia de obra… ¿Se pueden pasar unos tubos por un camino de dominio público?

Anuncios