Más dinero público para el usurpador

Quien mantiene cerrados pueblos, caminos, fuentes, arroyos… este año también cobrará por lo que llaman “forestación de tierras agrícolas”.

Lo que ocurre es que en el Valle de Manzanedo todos saben que las tierras agrícolas que ahora dicen que están “forestando” llevan abandonadas desde mediados del pasado siglo XX, cuando las gentes que vivían en estos pueblos emigraron a  las ciudades y abandonaron los campos. Son tierras bastante pobres, es decir poco productivas desde el punto de vista capitalista e industrial, que, a pesar de ello, durante siglos han alimentado a muchas generaciones de gentes esforzadas y que quizá algún día no muy lejano deberán volver a hacerlo… Son tierras que permiten alimentar a unas pocas familias mediante prácticas agrícolas tradicionales, pero que desde el punto de vista de la agricultura industrial, muy mecanizada, son tierras poco eficientes y por eso se abandonaron hace varias décadas. Son tierras que se han forestado de forma natural, pero algunos “listillos” aprovechan algo que ha pasado sin que ellos hagan nada para cobrar algunos miles de euros año tras año.

Son “listillos” para todo… para ocupar y usurpar lo que es de todos, y para cobrar dinero, que también es de todos, por no hacer nada.

BOCYL-20131120-01BOCYL-20131120BOCYL-20131120-03

Anuncios
Esta entrada fue publicada en noticias. Guarda el enlace permanente.