Salvemos el Valle de Manzanedo

Carta al director publicada hoy, 20 de noviembre de 2012, en el Diario de Burgos:

RIOSECO Y SAN MARTIN DEL ROJO
“SALVEMOS RIOSECO Y EL VALLE DE MANZANEDO”

Soy de San Martín del Rojo, un pueblo colindante al monasterio de Santa María de Rioseco y con una de las más hermosas iglesias románicas del valle burgalés de Manzanedo, y quiero mostrar mi enorme tristeza por el hecho de ser testigo de lo que vi en una exposición en la localidad de Villarcayo sobre el monasterio de Rioseco y en la que colabora la JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN, por el monasterio todos hacemos lo que buenamente podemos para que no lo sigan expoliando y se pueda conservar, sin embargo, tenemos que soportar encontrar en los paneles que se muestran al público, uno que literalmente pone: “el abandonado pueblo de San Martín del Rojo”. Sentimos mucho los que somos de San Martín del Rojo, que la historiadora Esther López Sobrado se haya equivocado, pues afortunadamente para nosotros, el pueblo existe y de él disfrutamos los que aquí vivimos. ¿No es usted la que ha escrito un libro hablando sobre el románico del norte? ¿Acaso tampoco conoce la ermita románica de San Román de Fuentehumorera? La primera persona que hace ya años, quiso que en una memoria valorada de futuras obras de pavimentaciones de calles de los pueblos del Valle de Manzanedo apareciese tal palabra “abandonado” para nuestro pueblo, fue la actual alcaldesa del Valle de Manzanedo, y para justificar a nuestro modo de ver y como así fue después, que allí no se realizarían esas obras; es precisamente por esto, por lo que esperamos que su fuente de información no haya sido su compañera en el IES de Villarcayo, la alcaldesa del Valle de Manzanedo que a nuestro juicio no tiene escrúpulos para gastar el dinero de las arcas públicas en hacer miradores, cuando nuestro pueblo necesita del suministro de agua. Esta señora alcaldesa, nos vendió por desgracia y en contra de 255 firmas, la casa del pastor nada más morir éste, y ella sabe a quién y porqué. No hay más que ver, dicha casa como está en la actualidad “de vergüenza”, y son muchos años, los que llevamos quejándonos a la alcaldesa de que los caminos públicos están cerrados con puertas metálicas y candados por la empresa Fuentehumorera S.L., y dentro de estos caminos cerrados se encuentra por poner un pequeño ejemplo, la antigua charca donde mi abuela lavaba la ropa. Además, ¿a dónde van a parar los ingresos de pastos y cotos de caza de nuestro querido pueblo de San Martín del Rojo? Quizás nuestro pueblo no sirva de base para realizar bonitos libros ilustrados que aunque no puedan dar dinero sí quizás fama, o currículo…, pero sepan ambas de nuestro amor por nuestro querido pueblo de San Martín del Rojo, al que tenemos que estar constantemente defendiendo de continuos expolios, debido a una despoblación que en general, existe en casi todos los pueblos de nuestra extensa Castilla, y que los pocos que quedamos en San Martín del Rojo, estamos aún muy vivos, pasando momentos y días en él maravillosos.., es el pueblo de todos los que componen el Valle de Manzanedo en donde más tarde se pone el sol y con unas vistas espectaculares. Se lo podemos decir más alto pero no más claro a las dos, San Martín del Rojo, no es un pueblo abandonado. Por lo que rogamos a la señora Esther López Sobrado, retire de inmediato la palabra “abandonado” para nuestro pueblo, y que la próxima vez se informe un poco más, porque hay cosas como esta, que también, hacen mucho daño.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en noticias. Guarda el enlace permanente.