Correo de Burgos: caminos cerrados en el Valle de Manzanedo

Noticia aparecida hoy en El Correo de Burgos

SE HA PEDIDO YA CUATRO VECES
Insisten a Valle de Manzanedo para que reabra varios caminos públicos

El Procurador del Común ha pedido al Consistorio, por cuarta vez, que quite la valla de un particular con la que éste impide su uso
Sab, 03/11/2012

Burgos
El Procurador del Común de Castilla y León ha dirigido un nuevo escrito al ayuntamiento del Valle de Manzanedo, y ya son cuatro las peticiones realizadas, en el que pide que requiera la retirada de las puertas que, instaladas por un particular, incluyen en el recinto que cierran espacios y caminos de uso público de tres pueblos, Río Seco, San Martín del Rojo y Fuente Humorera. Esta última, una localidad desaparecida de la que sólo queda el nombre de la empresa propietaria, Fuente Humorera S.L.
La última resolución del Procurador del Común emitida el 11 de octubre es ya la cuarta que emite esta institución regional en el mismo sentido, con las que pide que el Ayuntamiento haga un inventario de los bienes públicos y reclame su titularidad. Además de requerir la eliminación de los cierres de caminos con la advertencia de la «ejecución subsidiaria» de esta retirada, si no la realiza su propietario.
Se trata de un vallado cinegético que incluye puertas metálicas en lo que antes eran caminos abiertos, rodeando una superficie de 1.000 hectáreas correspondiente a los pueblos, lo que en la práctica supone que se haya convertido en un latifundio particular prácticamente el 10% del Valle de Manzanedo, municipio que actualmente cuenta con 15 núcleos de población.
El Procurador del Común también se ha dirigido al servicio de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León -que autorizó el vallado cinegético de la zona-, para que exija el cumplimiento de una de las condiciones del permiso como era la obligación de mantener los caminos abiertos y limitado sólo por un paso canadiense, un sistema que permite el paso de las personas y los vehículos pero retiene a los animales.
Denuncia a la alcaldesa
Margarita Pérez, una antigua concejal del PP en el Valle de Manzanedo, ha iniciado una batalla legal que ha supuesto que el juzgado de Villarcayo haya admitido a trámite dos denuncias, una por supuesta usurpación de bienes públicos contra el representante legal de la empresa, y otra por presunta prevaricación contra la alcaldesa del Valle de Manzanedo, María del Carmen Sáiz (PSOE).
En ésta última, acusa a la alcaldesa de haber paralizado el expediente de recuperación de los terrenos y caminos públicos iniciado en 2002 por la misma corporación, y de «favorecer con sus decisiones a la empresa», aseguró la denunciante a Agencia Efe.
Denuncia a la alcaldesa
Si bien Pérez reconoce que la empresa se hizo con la propiedad de la mayor parte de terrenos y viviendas de los tres pueblos -a medida que se iban quedando vacíos-, asegura que no llegó a comprar todas las propiedades, y no respetó bienes públicos, como son los caminos, terrenos comunales y algunos bienes particulares que no llegó a adquirir.
Sin embargo, la alcaldesa del Valle de Manzanedo atribuye todo el conflicto a «desavenencias personales» de denunciante y denunciado. Explica que la situación se originó en 1992 con la compra de la mayoría de los terrenos de los tres pueblos, y «es difícil corregirla en poco tiempo», argumentó.
Pero a pesar de que a raíz del requerimiento del Procurador del Común, el Ayuntamiento encargó a una empresa privada un inventario de bienes municipales -que incluye los caminos vecinales afectados- la edil explicó a Efe que no pretenden recuperar su titularidad, sino llegar a un acuerdo de permuta para aquellos que van de punto a punto del interior de la zona vallada, para que queden abiertos aquellos que den paso a otros terrenos.
Añadió que existe la intención de valorar los caminos que se puedan permutar y cambiarlos por otros bienes o terrenos que el Ayuntamiento pueda aprovechar, «porque no se puede asumir el coste de mantener caminos muy deteriorados, y que hace muchos años que no se usan», justificó.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en noticias. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Correo de Burgos: caminos cerrados en el Valle de Manzanedo

  1. INCREIBLE
    O sea que el Procurador del Común ha pedido CUATRO VECES al Ayuntamiento que actúe como es su obligación y que abra los caminos cerrados y la Alcaldesa sigue ERRE QUE ERRE diciendo que los van a permutar y que mantenerlos es muy costoso. De verdad se cree que somos tontos? ¿Cuál es el coste de mantener caminos en el monte? Son caminos para pasar andando y no hay que hacer nada en ellos, sólo pasar por ellos, para que estén utilizables. También hay que recordar que el Procurador del Común advirtió al Ayuntamiento en una de sus resoluciones que los caminos, al ser bienes de dominio público, no se pueden permutar y que para ello previamente se han de desafectar y que para desafectarlos tiene que haber una razón de interés general y no sirve el interés de quien los ha cerrado que es quien ha soliciado la permuta y que aunque se desafectaranlos caminos el Ayuntamiento no puede permutar sus propiedades y si quisiera desprenderse de ellas tendría que hacerlo mediante subasta pública… en fín. TODO UN DESPROPÓSITO. También dice la señora alcaldesa que todo se reduce a las “desavenencias personales” entre denunciante y denunciado… ¿Cómo puede decir esto cuando ella misma ha recibido cientos de coreos electrónicos de cientos de personas pidiéndole que se abran los caminos cerrados? Además… no sólo estamos hablando de los caminos ocupados por el propietario de FUENTEHUMORERA S.L. también hay caminos cerrados en la margen derecha del Ebro y hasta puentes sobre el Ebro cerrados con vallas y candados que afectan nada menos que al trazado del GR99. También hay aquí desavenencias personales? Los cientos de personas que queremos que se abran los caminos públicos ni siquiera conocemos a quienes los tienen cerrados y no entendemos a qué desavenencias personales se puede referir la señora alcaldesa que más bien parece no querer entender nada.

Los comentarios están cerrados.