Sentencia sobre el camino de El Pardillo (Torrelodones)

El camino de El Pardillo es un camino público que fue usurpado por un particular. El Ayuntamiento de Torrelodones inició un expediente para la recuperación del mismo, pero quien lo tenía usurpado presentó un recurso contencioso-administrativo contra el decreto de la alcaldía.

LOS TRIBUNALES CONFIRMAN LA LEGALIDAD DE LA REAPERTURA DEL CAMINO DEL PARDILLO.
La Sentencia del Tribunal Contencioso Administrativo n 11 de Madrid establece la corrección del proceso de recuperación del dominio publico sobre el camino del Pardillo. Rechaza el recurso presentado por la propiedad de la finca Panarras pretendiendo volver a cerrar el camino. Se destaca, dando la razón a los camineros, la solidez de la documentación presentada en su día y confirma la importancia de las testificales para demostrar el uso inmemorial del camino como prueba de posesión publica del mismo. Además se valida las actuaciones y procedimiento seguido por el Ayuntamiento de Torrelodones.
Se demuestra con este fallo que la recuperación del dominio publico de nuestros caminos público usurpados es competencia, potestad y obligación de nuestros Ayuntamientos.  La Sociedad Caminera confía en que este caso sirva para activar la recuperación administrativa de los caminos públicos de la sierra por parte de las corporaciones municipales.
En el año 2010 el camino del Pardillo fue recuperado como dominio publico por el Ayuntamiento de Torrelodones, entonces gobernado por el PP con mayoría absoluta. Desde entonces esta siendo utilizado por vecinos y visitantes. La propiedad de la finca Panarras que atraviesa el camino interpuso un recurso contra esa decisión que ahora se ha sentenciado. La Sociedad Caminera fue citada como testigo y ahora ha salido el fallo del tribunal, por el que se reconoce la actuación municipal como ajustada a derecho y con ello se consolida el dominio demanial del camino por parte municipal.
La Sentencia tiene aspectos importantes como el expreso reconocimiento del Interdictum Propium como facultad municipal y la importancia de demostrar el uso contnuado del camino para parte de los vecinos. Tambien llama la atención la cantidad de llamamientos al derecho a acudir a la juridiscción civil para demostrar la propiedad del camino, una muestra más del  caracter garantista de nuestra jurisprudencia sobre el derecho de propiedad privada. Destacamos que, como venimos defendiendo la sociedad Caminera, los Ayuntamientos no solo tienen el derecho sino tambien el deber legal de defender los caminos públicos.
Con esta sentencia se reconoce la validez del principio y procedimientos defendidos por los camineros que, por primera vez, vemos refrendadas por los tribunales nuestros criterios de actuación.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en caminos, documentos. Guarda el enlace permanente.